Si diriges un equipo en el que detectas que puede estar pasando:

  • Que hay problemas de comunicación
  • que las reuniones no sirven para nada y son fuente de desmotivación
  • que las personas individualmente son muy buenas, pero la suma del desempeño de los distintos individuos es inferior a lo que cabría esperar
  • que las incorporaciones o salida de personas no son bien asimiladas
  • que tu equipo no lo consideras equilibrado

En estos casos te podría encajar muy bien un proceso de acompañamiento de equipos en el que se tratan los asuntos que te preocupan para mejorarlos desde el propio equipo.

Yo te propongo 2 maneras de hacerlo que pueden ser independientes o complementarias como yo recomiendo.

Información sobre Coaching de equipos